La UCR de Misiones tiene un nuevo presidente electo, Pablo Argarañaz, en unas elecciones con la participación de poco más de 1000 personas, de los más de 50 mil habilitados. Sin embargo, otros dirigentes radicales, denunciaron irregularidades en la votación.

Federico Villagra, dirigente radical y actual convencional nacional, denunció irregularidades y eventos desafortunados durante la jornada de elecciones de la UCR de Misiones. Horas después de conocerse los resultados que dejaron a Pablo Argañaraz como el nuevo presidente del Comité Provincial, el dirigente radical expresó su descontento en las redes.

“Elecciones UCR una serie de eventos clandestinos. Primeramente los afiliados que se presentaron hace un año no figuran en el padrón tal es el caso de unas 50 afiliaciones.
En segundo término la lista que integra Martín Arjol violaron la veda con publicaciones alusivas a la campaña que se pueden ver claramente en el Instagram de Pablito Velázquez
Y en tercer lugar trajeron fiscales de corrientes por el lado de Arjol y de Chaco por el lado de Pianesi. Algo prohibido en la Carta Orgánica de la UCR. Lamento como afiliado observar estas avivadas. La transparencia y la confianza se perdieron en el partido radical. Cómo afiliado agotaré las instancias judiciales para esclarecer estos eventos que desacreditan ante el pueblo al radicalismo”, decía el descargo de Federico Villagra.

Esta mañana, en comunicación telefónica aseguró que su denuncia se hará efectiva en la justicia. “Hubo muchísimas irregularidades, en donde la UCR pierde confianza, transparencia. Fueron desmanejos y una serie de eventos clandestinos o desafortunados. Fiscalizaron gente de Chaco, Corrientes y nos encontramos con estas irregularidades, eran estudiantes y vinieron a fiscalizar y eso está prohibido”, contó Federico Villagra.

Sumado a las irregularidades en la fiscalización y también en los padrones de los afiliados de Misiones, la baja participación reflejó una realidad para el radicalismo. Participación de poco más de 1000 personas, de los más de 50 mil habilitados para votar.

“La gente está reticente a la UCR y eso nos preocupa porque tenemos un patrón de alrededor de 50.000 y que voten 1.000 es muy poca la participación y espontaneidad de la gente para ir a votar”, expresó Federico Villagra.

Y aseguró que su denuncia se hará ante la justicia. “Lo estoy evaluando porque soy convencional nacional, y no puedo dejar pasar estas incongruencias dentro del partido, porque no puede ocurrir eso y cada vez es mayor la disidencia de la gente, creen menos en el partido, en la democracia interna”,

“No queremos que haya acciones fraudulentas que alejen a al gente del radicalismo”, concluyó.

Entrada anterior Rechazan amparo para frenar designación de Reyes en el Consejo de la Magistratura
Entrada siguiente Melconian presentó las bases de un plan “sin miedo al ajuste” pero “sin locuras” que prepara la Fundación Mediterránea para recuperar la economía