Misiones es una de las provincias argentinas que se nutre de este comercio ilegal. Desde el vecino país buscarán determinar el punto de desvío y vigilar, documentar y controlar el movimiento de los productos de tabaco.

El presidente de Paraguay, Mario Abdo Benítez, promulgó este martes el “Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco”, que permitirá la trazabilidad de los cigarrillos de modo de combatir el contrabando de cigarrillos.

“Acabo de promulgar leyes que harán parte de nuestro ordenamiento jurídico. Una, la aprobación del `Protocolo para la Eliminación del Comercio Ilícito de Productos de Tabaco`, con el que reafirmamos la lucha de nuestro país contra este problema mundial para la salud pública”, escribió Abdo Benítez en su cuenta de la red Twitter.

El protocolo aprobado por el Ejecutivo ya fue suscripto por más de 40 de los 180 Estados partes del convenio y por ese documento Paraguay se compromete a “adoptar y aplicar medidas legislativas, ejecutivas, administrativas u otras medidas eficaces para que todos los paquetes o envases de productos de tabaco” y todo empaquetado externo de esos productos lleven una indicación que ayude a las partes a determinar el origen de los productos.

Uno de los principales objetivos de la iniciativa es determinar el punto de desvío y vigilar, documentar y controlar el movimiento de los productos de tabaco y su situación legal, según reza en el documento.

Cuando la cuestión fue tratada en el Congreso paraguayo, el sector de legisladores del oficialista partido Colorado que responde al expresidente Horacio Cartes intentó posponer por un año la aplicación del convenio.

La prensa paraguaya y parte de la oposición suele denunciar a menudo que algunas de las empresas de Cartes están vinculadas con el contrabando de cigarrillos y el exministro del Interior Arnado Giuzzio hasta lo denunció abiertamente cuando hizo público el esquema de blanqueo de dinero que, advirtió, maneja el exmandatario.

Los parlamentarios que votaron a favor del protocolo consideraron que aportará a la lucha contra el contrabando, relacionado, a la vez, con las rutas del narcotráfico y el lavado de dinero.

Entrada anterior Aumentos de precios: “La gente ya no resiste más”
Entrada siguiente La odisea de un contingente misionero estafado y varado en un viaje a Salta