El grupo, de unas 60 personas, había contratado el servicio de una empresa de viajes de Posadas. El Gobierno misionero intervino y facilitó la vuelta de los afectados, que ya radicaron la denuncia.

Lo que parecía ser un viaje de ensueño por el norte argentino, contratado por un grupo de misioneros a través de una supuesta empresa de viajes, acabó en pesadilla. Es que terminaron estafados y varados en la provincia de Salta, sin lugar donde quedarse y sin comida.

Fueron unas 60 personas de Oberá, Leandro N. Alem, Jardín América y Apóstoles que contrataron el servicio de una empresa de viajes, supuestamente radicada en Posadas.

Mariel Leiva, una de las estafadas habló  y relató la odisea que debieron pasar durante los últimos días. “Yo soy de Oberá, con tres amigas contratamos un viaje a través de internet, llamamos a un número de Posadas, nos contactamos con una persona y contratamos un viaje a Salta y Jujuy por tres días, con media pensión”, contó.

Explicó que “salimos el viernes de Posadas y ya desde el principio nos encontramos con algunas cuestiones que no figuraban dentro de la propuesta”. Fueron bastante contradictorias las ofertas que fueron haciendo cuando subimos al colectivo, “se nos cobró un seguro a toda la gente dentro, que supuestamente ya figuraba con lo que se había pagado previamente y nos empezaron a cambiar itinerarios y horarios, pasamos muchísimas horas arriba del colectivo. Llegamos a Jujuy, hicimos una visita a Saladas Grandes, después bajamos a Purmamarca pero no sabíamos dónde íbamos a parar porque no nos decían con seguridad cuál era el hotel donde nos íbamos a alojar, volvimos a Salta y ahí empezó toda la odisea”.

Varados en Salta

Tras retornar a Salta, sin saber dónde se iban a quedar luego de tantas horas arriba del colectivo, para bañarse y descansar, el mal trago siguió.

Leiva contó que “nadie no nos decía nada. Llegamos a las 22 a Salta, un grupo bajó a un hotel en plena capital y a nosotros nos llevaron a una especie de hotel de campo a 30 kilómetros donde el dueño nos atendió, pero nos aclaró que no nos estaban esperando, así que no teníamos cena, no teníamos nada. Fue todo una improvisación”.

Destacó además la solidaridad del gerente de dicho hotel. “Nos explicaron que (los de la empresa de viajes) no habían pagado nada, nos dejaron quedarnos ahí para que no salgamos a la deriva, ya que nos había dejado en una plaza con todas nuestras cosas”, mencionó.

La intervención del Gobierno misionero

Al quedar varados en Salta,  el domingo escribieron al gobernador Oscar Herrera Ahuad, quien se puso a disposición. Luego empezaron a intervenir los ministerios de Turismo de Salta y Misiones, que diagramaron la vuelta del contingente a Posadas.

Al regresar a Misiones en las últimas horas, el grupo estafado fue recibido por el subsecretario de Seguridad, Ariel Marinoni y el titular Defensa del Consumidor, Alejandro Garzón Maceda, quienes asistieron e indicaron los pasos a seguir. “Se portaron 10 puntos con nosotros, quiero agradecer a las autoridades de la Provincia. Ni bien nos comunicamos con el Gobernador, él nos puso a disposición a estas personas y ellos inmediatamente se comunicaron para darnos respuestas”, dijo.

A su vez, Mariel Leiva contó que muchos de los afectados radicaron la denuncia en Salta. Mientras que otros -como ella- radicarán la denuncia a través de un mail facilitado por el presidente de Defensa del Consumidor de la provincia.

Entrada anterior Abdo Benítez promulgó una ley para atacar el contrabando de cigarrillos
Entrada siguiente Según encuesta, Herrera Ahuad y Stelatto registran una alta imagen positiva en el electorado