“Con los valores de la canasta básica aumenta la cantidad de asalariados formales pobres, mientras el Gobierno se apega al rumbo que define el FMI”, dijo el adjunto nacional de los estatales, Rodolfo Aguiar.

En medio de la crisis inflacionaria con factores que trazan la situación económica y política como la visita de la ministra Silvina Batakis en los Estados Unidos y sobre todo luego de que el Indec informó que una familia tipo necesitó $104.217 para no caer debajo de la línea de la pobreza, desde ATE sostuvieron que el Gobierno debe aplicar aumentos de emergencia en los salarios y jubilaciones.

El adjunto de esa organización de los estatales, Rodolfo Aguiar dijo que “los números son alarmantes. El Gobierno debe otorgar un aumento de emergencia a los jubilados y adelantar la revisión de todas las paritarias, pese a las imposiciones del FMI. Somos un país soberano y debemos actuar como tal”, sentenció.

En ocasión de la escalada inflacionaria que se detonó a partir de marzo el sindicalista había alertado sobre la ineficacia de las medidas dispuestas meses atrás contra el incremento sostenido de precios. Para estos días recalcó en base a tal análisis de la economía del país que “con los últimos valores de la canasta básica aumenta la cantidad de asalariados formales pobres, mientras el Gobierno se apega al rumbo económico que define el FMI”.

Cabe destacar que según el Indec, el ingreso medio de los asalariados es de $64.755, lo que alcanza para cubrir tan sólo el 62% de la canasta básica. En tanto, para llegar a la suma total hacen falta 2 o 3 salarios mínimos, cuyo valor es de $45.540, mientras la jubilación mínima es de $37.525 y el próximo aumento está previsto a otorgarse en los haberes de septiembre.

“Estamos atravesando un escenario en el que tener un trabajo genuino no te garantiza estabilidad económica. La mayoría necesita casi dos sueldos para acceder a la canasta básica. Los precios aumentan cada vez a mayor velocidad y desde el Ejecutivo no han instrumentado ninguna medida para que esto cambie. Por el contrario, pareciera que quieren buscar la solución desgastando aún más los ingresos de los sectores medios y bajos, avalando los aumentos del transporte y reduciendo los subsidios a la energía”, señaló Aguiar.

Entrada anterior Se desploma la imagen del gobierno: Alberto tiene 21% de aprobación según encuesta
Entrada siguiente El Frente de Todos recordó que el Gobierno termina en 2023