El programa de “recuperación” de personas desnutridas –la mayoría, son niños- lo maneja Facundo Galeano un funcionario kirchnerista que pertenece al espacio político de Ricardo “Pelito” Escobar. Serían 7 mil los niños y adultos desnutridos que actualmente están incluidos en el “beneficio”, pero no pueden sumarse más porque hay cupos completos.

Con la disparada de la cotización del dólar libre y una inflación desbocada, que llegó al 5,3% en el mes de Junio –y 64% interanual-, el deterioro del tejido social se acelera, con aumento de la pobreza y de la desnutrición en todo el país, y Misiones no es la excepción.

Sin embargo, la cantidad de desnutridos en la provincia –la mayoría de ellos, son niños- que están incluidas en el programa Hambre Cero, de “recuperación de personas con bajo peso”, no sólo no subió en los últimos años, sino que bajó. De los 10 mil chicos desnutridos hasta 2018, beneficiarios del programa Hambre Cero, se pasó a 7 mil, según el más reciente relevamiento, que data del 2021.

En estos números, mucho tiene que ver el sistema de cupos, que impuso la nueva administración del programa “relanzado” bajo la órbita de la Subsecretaría de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales, a cargo de Facundo Galeano. La falta de transparencia en los datos, sería uno de los problemas del programa y de la subsecretaría, según indicaron fuentes consultadas.

Galeano, que proviene del kirchnerismo y responde a la conducción del ex Ministro Ricardo “Pelito” Escobar, es quien “relanzó” el programa que se rige por un sistema de cupos que impide a familias con niños y personas desnutridas, inscribirse en el Programa. De hecho, los datos que maneja el funcionario, adolecen de falta de transparencia. Por ejemplo, informaron que son unos 7 mil los beneficiarios de Hambre Cero en 2021, pero este año, ya no publicaron los nuevos datos. Además, de los beneficiarios, no precisaron cuántos son los menores de 18 años.

Asimismo, además del bloqueo a los ingresos y la falta de transparencia, llama la atención los montos que se manejan a través de las tarjetas alimentarias Hambre Cero. Y también la asistencia en general para “recuperar” a chicos desnutridos.

De acuerdo con la información oficial de la Subsecrearía que maneja Galeano los “beneficios otorgados mensualmente a las familias con desnutridos son: 2 kilos de leche en polvo fortificada, Tickets de Ferias Francas por medio del Programa de Emergencia Alimentaria por el monto de 400 pesos, y tarjetas Social Alimentaria por el monto de 1000 pesos (antes eran 650 pesos).

En Abril, Galeano hablaba orgulloso de la “actualización” de los montos de las tarjetas, que antes de ese mes, ni siquiera llegaban a los 1000 pesos mensuales. Pero es una cifra exigua si se toma en cuenta la suba de precios de alimentos de los últimos meses.

A fines del cuarto mes del año, el Ministerio Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud –del que depende la Subsecretaría de los Derechos Económicos- anunció que estaban disponibles los fondos de la Tarjeta Social y del programa Hambre Cero, con un monto de 1000 pesos en cada uno.

Y la Subsecretaría de Derechos Económicos que preside Galeano, informó por entonces que recibían las solicitudes para el ingreso al programa Hambre Cero destinado niños y adolescentes hasta los 18 años, personas discapacitadas de cualquier edad y adultos mayores de 60 años.

Según informó la Subsecretaría ese 19 de Abril, los requisitos para ingresar en el programa de recuperación de desnutridos, son presentar fotocopia del DNI del niño o niña, fotocopia del DNI de la madre y último control médico actualizado con peso y talla.

Después que presenten las documentaciones, la subsecretaría envía todas las solicitudes al Ministerio de Salud Pública de la provincia, para evaluar cada caso y si corresponde el ingreso al programa.

No obstante, ese día (19/4) el ministerio y la subsecretaría informaron que los cupos de la tarjeta social ya estaban cubiertos. Y que iban a informar cuando se reabría la inscripción. A la fecha, no realizaron ninguna reapertura de inscripción al programa Hambre Cero.

Pocos días después, el 13 de Mayo, la cartera que ahora preside el Ministro de DDSS Fernando Meza, informó que “se encuentran disponibles los fondos de la Tarjeta Social y del programa Hambre Cero”. Y que “para consultas sobre la tarjeta social, los beneficiarios pueden enviar un WhatsApp al 3764 290268”.

Pero, nuevamente, según consta en el portal oficial del ministerio “actualmente los cupos de la tarjeta social están cubiertos. Desde el ministerio se informará cuando se reabra la inscripción”, precisaron.

En otras palabras, pese a que aumentó el costo de los alimentos y el costo de vida en general, subió la Canasta Básica Total (que determina la línea de la pobreza) a $104.217 para una familia tipo y la Canasta Básica Alimentaria (que determina la línea de la indigencia) alcanzó los $46.525 para ese mismo grupo familiar, en Misiones no hay cupos para ingresar a niños y otras personas afectadas por la desnutrición.

Según el subsecretario “pelitista” Galeano, el programa es un éxito y más del 90% de los niños, niñas y adolescentes lograron recuperar su peso y talla normales, en el último año. Si el dato es cierto, el cupo funciona como un obstáculo o impedimento para los chicos que podrían ingresar y deben esperar a la reapertura de inscripción.

Huelga mencionar que la Subsecretaría de Galeano no va a buscar a los niños, niñas y adolescentes que presenten una talla y peso que no son acordes a su desarrollo biológico. Al contrario, las familias deben inscribirse en Hambre Cero, cuando y si es que se abren los cupos que maneja la Subsecretaría.

Para el gobierno renovador, el número de desnutridos en Hambre Cero siempre fue y sigue siendo impronunciable. Ahora, con Galeano, tal parece que pueden mantener el número de beneficiarios en el rango que quieran, a través de los cupos. Es que, si algunos chicos se “recuperan” y dejan el programa, y los cupos impiden que ingresen otros desnutridos, la cantidad de personas en recuperación va a estar determinada por los lugares “disponibles”. En otras palabras, los que la Subsecretaría maneje.

Sin embargo, fuentes consultadas por este medio, afirman que, por el peso de sus padrinos políticos, Galeano sería inamovible de la Subsecretaría de Derechos Económicos. Más allá de que lo que pueda mostrar de gestión es un número para muchos irreal, de personas desnutridas en Misiones.

Entrada anterior Acuerdo interinstitucional para garantizar inocuidad y calidad en yerba mate
Entrada siguiente Se desploma la imagen del gobierno: Alberto tiene 21% de aprobación según encuesta