La foto de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner junto a Sergio Massa, antes de su asunción como ministro de Economía, sumada a la imagen que este martes se vio en el Congreso de la Nación del tigrense abrazado al diputado Máximo Kirchner, y el ministro del Interior, Eduardo «Wado» de Pedro, –ambos líderes de la Cámpora– sellaron para el oficialismo «la nueva etapa» de la que habló el lunes el presidente Alberto Fernández. «Hay un optimismo generalizado de todos los que estamos en este espacio. Un optimismo que tiene que ver con la realidad y también con las ganas de que nos vaya bien«, dijo un importante referente del peronismo, que puso en palabras el sentimiento que por estas horas reina al interior del Frente de Todos. Desde el kirchnerismo, más allá de la contundencia de las imágenes, prefieren guardar silencio y no hacer más comentarios. Cerca de La Cámpora resaltaron que «no estamos puteando, ése es el máximo indicador de apoyo para un miembro no propio».

Desde el Ejecutivo consideran que la foto de CFK y Massa es «la expresión más clara del compromiso de la vicepresidenta con este reacomodamiento del gabinete y específicamente con la llegada de Massa como ministro de Economía». «En la nueva etapa del Gobierno, la fortaleza está en la cohesión que se logró de la coalición», definieron. 

«La foto fue una señal muy importante para todos los que reconocen en CFK el principal liderazgo porque habla de la necesidad de cohesionar y de estrechar filas«, dijo a este diario el diputado y secretario general de la CTA, Hugo Yasky. «Declarar esta nueva etapa tiene el objetivo de evitar que los factores de poder, que nos están asediando desde el principio del mandato, puedan ejercer la ofensiva. Muchos de ellos sueñan con un final anticipado y con que el gobierno del FdT no termine su mandato porque eso les garantiza las condiciones para imponer políticas de shock», agregó.

En esa línea, Yasky opinó que confía en el «ADN de Massa», al que describió como «un político de pura raza». «A diferencia de Guzmán, Massa no viene de la tecnocracia. Tiene los pies sobre la tierra, tiene relación con la realidad de los sectores humildes, algo que no tenía Guzmán», resaltó. Para el líder de la CTA, «Massa, por su mirada política, sabe, al igual que todos nosotros, que en esta no podemos fallar y que, si bien la tarea primordial es estabilizar la economía y poner bajo control la variable que los operadores financieros habían sacado de cauce, después de eso hay que recomponer el tejido social dando respuesta a los sectores populares«.

Otro de los dirigentes del FdT que opinó sobre el ingreso de Massa fue Oscar Parrilli, un hombre de extrema confianza de la vicepresidenta. El senador dijo que tenía buenas expectativas y que la incorporación de Massa al gabinete, en línea con lo que marcó Alberto Fernández, «significa una nueva etapa para el Gobierno». «Hay que acompañarlo porque no va a ser fácil. No está dicho que vayamos a tener éxito, ni fracaso. Tenemos una gran oportunidad por delante y tenemos que aprovecharla«, expresó en diálogo con Futurock. Parrilli dijo que espera que «ahora –y para esto fue hecha la reestructuración del gabinete– reasumamos los compromisos electorales de 2019».

El diputado José Luis Gioja, en tanto, indicó: «Me encantó la foto porque muestra que estamos avanzando en consolidar la unidad, que es lo que más falta nos hace». Además, subrayó que «Massa es uno de los tipos que más vocación, voluntad e iniciativa tiene en los temas políticos y ha armado un equipo para enfrentar la situación con un área que fue reforzada. Toda esa potencia que él le pone nos hace tener muchas esperanzas«.

Gioja destacó como «positivo» que Massa haya ido al Senado a ver a CFK el lunes y que hayan charlado antes de la asunción del tigrense, que será este miércoles en el Museo del Bicentenario, a las 17. «Siempre una charla con CFK sirve y ayuda y mantener una relación que hace al equilibro del Frente y al correcto funcionamiento de nuestro espacio». Para el dirigente, «sería bueno» que la vicepresidenta participe de la asunción de Sergio Massa –algo que aún no está confirmado– y destacó como un dato positivo que, durante la sesión en Diputados de este martes, Máximo Kirchner y De Pedro hayan abrazado al ministro de Economía entrante.

El rol del Presidente

La contundencia de la foto entre Cristina Fernández de Kirchner y Sergio Massa volvió a poner sobre la mesa la pregunta acerca de qué rol tendrá el Presidente en esta «nueva etapa» del Gobierno. Para Yasky, «los tres principales referentes del FdT tienen que ser parte de la solución y ninguno puede sentirse liberado ni menoscabado porque cada uno cumple una tarea distinta». Otras fuentes del Ejecutivo opinaron que «el Presidente tomó una decisión muy inteligente, que es fortalecer la gestión, y con buenos resultados el liderazgo de él también se verá fortalecido». Para Gioja, Fernández «se va a poner por arriba y va a supervisar«. «Nos encantó a todos la foto de CFK y Massa, como también nos gusta ver a CFK y Alberto en un acto juntos o cuando sabemos que hay un almuerzo entre ellos. Todo eso sirve y estoy convencido de que ese el camino», dijo.

Entrada anterior Tarifas: Massa anunció que avanzará con la quita de subsidios al agua
Entrada siguiente La asunción de Sergio Massa en Economía: Una dosis de optimismo para el Gobierno