De acuerdo con el informe, en los últimos 10 años, la pobreza creció 15 puntos porcentuales y durante el 2022 subió al 43,1%.

Cerca de 17 millones de argentinos son pobres, mientras que 8,5 millones son indigentes. Estos datos se desprenden del último informe del Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA).

El informe oficial del INDEC de la pobreza se conocerá recién en marzo del año próximo.

Los nuevos pobres

El informe de la UCA señaló que la tasa de pobreza se incrementó 43,1% durante 2022, mientras que la de indigencia llegó al 8,1%.

Asimismo, recalcaron que, en los últimos 10 años, la pobreza creció 15 puntos porcentuales.

En esa línea, describió que los nuevos pobres son “clases trabajadoras de sectores medios y populares, vulnerables a las crisis, a la falta de trabajo y a la inflación. Mientras tanto, los pobres estructurales logran protegerse reproduciendo una economía informal de subsistencia, que nos los saca de la pobreza, pero al menos la alivia”.

Además, el relevamiento indicó que, en caso de no existir las asistencias sociales que dispone el Estado, la pobreza afectaría al 50% de la población y la indigencia llegaría al 20%. En esa línea precisó que el 40% de los hogares donde vive el 50% de la población fue asistido por algún programa oficial o complementario.

Entrada anterior Informe de la UCA: “4 de cada 10 argentinos vive en pobreza monetaria”, dijo un investigador
Entrada siguiente Taiana encabeza una ceremonia por la prevención de la violencia contra las mujeres