El Presidente buscó que el Gobernador sume incluso a los otros integrantes del “grupo de los cuatro provincialistas”. Sin embargo, el misionero le habría reiterado la posición contraria. En privado no trataron la reglamentación de la zona especial aduanera para la provincia.

Fugaz y sin ningún anuncio. Así pasó la parte pública de la visita de ayer del presidente Alberto Fernández a Misiones. Aun en el breve tiempo que hubo en la tierra colorada, se dio un breve espacio para que el mandatario escuche a un dirigente empresario como también, de acuerdo a las fuentes consultadas, para intercambiar opiniones con el gobernador Oscar Herrera Ahuad en privado.

Según admitieron esas fuentes a este Diario, apareció entre ambos el pedido de juicio político que Alberto impulsa con 11 gobernadores contra tres ministros de la Corte Suprema de Justicia: Ricardo Lorenzetti, Juan Carlos Maqueda y Horacio Rosatti.

En ese sentido, trascendió ayer que Fernández habría intentado convencer al misionero de firmar el documento con sus colegas del PJ o bien, como alternativa, la emisión de un comunicado mediático apoyando la movida política que impulsa el kirchnerismo.

Sin embargo, la respuesta fue negativa a cualquiera de las dos variantes que el titular de la Casa Rosada pidió.

En el entorno de Herrera Ahuad aseguraron ayer que se notaba cierta incomodidad del Presidente “pero no le llegó a reclamar no haber firmado el documento de pedido de juicio político a la Corte. El Gobernador le explicó que en cuatro meses se conocerá un nuevo gobernador en la provincia y sería muy irresponsable dejarle un tema álgido como éste al que venga”.

Respecto a las elecciones desdobladas, afirmaron que “no se mostró disgustado” por la medida.

El mandatario nacional se habría inclinado a pedir al “grupo de los cuatro provincialistas” un comunicado apoyando el juicio a la Corte. “Herrera le dijo que este grupo donde está Misiones ya emitió un comunicado y que hasta hubo sorpresa con los alineados con el kirchnerismo, son los que cambian las cosas.Y cortó el tema recordando que ya hubo postura fijada como grupo”, confiaron.

En medio de este tema álgido, colaboradores del mandatario misionero admitieron que no había clima suficiente de distensión como para que Herrera haga planteos por el área especial aduanera, que espera el decreto para su implementación. “El Gobernador puso más énfasis en la batería de medidas para el sector productivo de la foresto industria, el té y el tabaco que se vio reforzada por la breve charla que Alberto tuvo con el presidente de la APICOFOM y la CEM, Guillermo Fachinello”, explicaron.

Inflación, imagen y escuchas

Otro de los temas de mucha actualidad que se habría dado entre el misionero y el visitante porteño, habrían rondado en el intento del Gobierno nacional por controlar la inflación.

“Alberto habría admitido que la cifra de enero sería un número ‘difícil’ pero se mostró optimista que la inflación va a seguir bajando; poco pero va a bajar”, revelaron las fuentes de la “Rosadita” misionera.

Sobre la imagen del Frente de Todos, el mandatario nacional habría sostenido que su espacio político habría “recuperado terreno” en los últimos días tras la filtración de los chats entre el Ministro de Seguridad porteño con la mano derecha del Presidente de la Corte Suprema.

Sin embargo, Alberto habría deslizado que los “carpetazos” provendrían de adentro de Juntos por el Cambio contra Rodríguez Larreta. “Es fuego amigo, es de ellos mismos”, habría sentenciado el Presidente en privado.

Entrada anterior El PRO y su intento por hacer un control de los daños que producen los chats del ministro
Entrada siguiente Promueven la salud integral del paciente en lista de espera y trasplantado mediante la actividad física