Cuando se pregona la transparencia y la apertura informativa, los Jefes de la Policía de Misiones buscan la “confidencialidad”.

Se conoció la obligatoriedad que aplicó la Jefatura de la Policía de Misiones para que los jefes de dependencias firmen un “acuerdo de confidencialidad” que les prohíbe dar cualquier dato respecto a la función o a la fuerza.

Si bien el fin primero parece ser la posibilidad de que se filtren datos a los medios de comunicación, obligando al personal a “silenciarse”, tampoco se justifican los términos con los que pretenden hacerlo.

En un artículo del texto que se remitió en sobre cerrado para que sea suscripto en forma individual con nombre y apellido, quien lo haga habilitará a la Jefatura a revisar los recursos informáticos con los que trabaje. Y, se aclara como si fuera algo “normal”, que se podrá hacer sin el consentimiento de la persona y sin previo aviso.

Es decir que las PC, notebooks, celulares, tablets, etc. -que sean parte del trabajo policial- estarán a merced de cualquier personal superior que quiera invadir la privacidad del trabajador de la fuerza de seguridad.

Cuando se pregona la transparencia y la apertura informativa, los Jefes de la Policía de Misiones buscan la “confidencialidad”; que sean ellos los “habilitados” para hablar de los hechos que impactan en toda la comunidad y con los datos que ellos elijan dar. Incluso a costa de avanzar sobre los derechos individuales de sus dependientes, con tal de “cerrar informativamente” su proceder cotidiano.

Entrada anterior PRIMICIA : VUELVE LO ILEGAL, MARCELO MARTINENGO EL ASESOR DE INTELIGENCIA DE PATRICIA BULLRICH VUELVE AL RUEDO AHORA ASESORA A MAURICIO MACRI, LA SOCIEDAD KIRCHNERISTAS MACRISTA.
Entrada siguiente ¿Es factible implementar tener una moneda común entre Argentina y Brasil?