Las entidades de productores pretenden alcanzar 3 dólares más FET por kilo. Mientras tanto, buscan terminar el relevamiento de afectados por el granizo que hizo perder unas 5 millones de plantas.

El próximo miércoles 18 de enero, en Leandro N. Alem, se reunirá por primera vez la mesa de concertación tabacalera que reúne a las entidades de los productores (APTM, ACTIM, Cámara del Tabaco), acopiadores y Gobierno para definir los valores que regirán para la zafra 2023.

La negociación llegará con una fuerte suba del contrabando de tabaco a Brasil, potenciado por el pago en efectivo de valores similares a los que reclaman los productores misioneros. También, por el impacto negativo que tendrán las más de 5 millones de plantas dañadas por las granizadas de diciembre pasado, en poder de casi un millar de plantadores de tabaco de la zona centro.

Esta primera reunión por precios saldrá tras la mesa nacional que sesionó recientemente en Dos de Mayo, con la presencia del secretario de Agricultura nacional, Juan José Bahillo; el gobernador Oscar Herrera Ahuad; y el coordinador del Fondo Especial del Tabaco (FET), Guido Varas, entre otros.

Precio para competir con el contrabando

En diálogo, el presidente de la Asociación de Plantadores de Tabaco de Misiones (APTM), Carlos Knoll, recordó que informalmente ya se viene hablando de precios, especialmente con la necesidad de concertar un valor competitivo con la frontera, ante la preocupación por el fuerte contrabando de la producción al Brasil.

“Está habiendo una fuga de tabaco muy fuerte, la traba para que se siga yendo será conseguir un buen precio acá para evitar esa fuga”, dijo. Entre las entidades que representan a la producción vienen pensando en solicitar alrededor de “tres dólares más FET, ese sería el precio para discutir”, indicó Knoll.

“La idea firme es cerrar en enero y que las empresas cedan. Lo ideal es que se cierre en una reunión posterior a la del 18 de enero y que el acopio empiece en febrero y evitar la fuga”, advirtió.

Knoll lamentó que “el precio viene cayendo año a año y quedó muy atrás. Hay que ver que en Brasil se paga ese precio (tres dólares) y a nosotros no nos pagan lo mismo”.

El titular de APTM reseñó que “ya se viene hablando desde hace rato con los acopiadores. Son conscientes de que, lo peor que nos puede pasar, es que haya otro año de fuerte desvío de tabaco que golpea al FET”.

Cabe recordar que en 2022 se estimó una fuga de tabaco de entre 4 y 5 millones de kilos hacia el Brasil. “El tabaco sale fuertemente por el río Uruguay, zona de El Soberbio, San Javier, Aurora hasta Panambí. Y en el norte por la frontera seca”, contó Carlos Knoll.

“La gente, por la situación económica y financiera, aprovecha las publicaciones que ofrecen por redes sociales hasta 900 pesos por kilo. Hay toda una organización detrás de esto”, admitió el dirigente.

El producto que se contrabandea impactará negativamente al conjunto de tabacaleros, porque no se pagan impuestos en esa transacción informal, lo que disminuirá el Fondo Especial del Tabaco.

“Se trabaja en concientizar a los productores que consiguen una diferencia pero pierden todos los beneficios. Y, al no pagar impuestos, perjudica al FET que llega a los productores, obra social, entre otros beneficios”, indicó el presidente de la APTM, Carlos Knoll.

Entrada anterior Misterioso vuelo de un avión argentino a Islas Malvinas: Esto Sabemos
Entrada siguiente Últimos días para acceder a los beneficios del pago total de la Tasa Retributiva a la Propiedad