La semana pasada, la jueza federal de San Martín, Alicia Vence, ordenó una serie de allanamientos en domicilios y galpones de punteros de la Corriente Clasista y Combativa (CCC).

Como resultado de los 23 operativos que se llevaron adelante, encontraron 50 mil dólares y más de 7 millones de pesos.

En dónde se realizaron los allanamientos a las organizaciones sociales

En total, la magistrada dispuso 23 allanamientos y seis órdenes de presentación entre el Gran Buenos Aires y la Ciudad de Buenos Aires.

Los operativos se llevaron a cabo en domicilios y galpones de punteros de la Corriente Clasista y Combativa. A partir de esto, el propio presidente Alberto Fernández recibió el miércoles a dirigentes de esa y otras organizaciones sociales, y se “solidarizó” por lo que calificó como “persecución judicial”.

De acuerdo con la información policial, encontraron 50 mil dólares y más de 7 millones de pesos.

“Se secuestraron planillas de asistencias con nombres y apellidos de personas afiliadas a la organización social, que tenían al lado un monto de plata. Se está investigando qué exigían”, explicaron a Clarín fuentes policiales.

La Justicia tiene, en este sentido, dos líneas de investigación: la venta de mercadería que el Ministerio de Desarrollo Social terceriza en los movimientos sociales y, por otro lado, la supuesta exigencia de dinero a los beneficiarios.

En el caso de la mercadería, según detallaron, fue secuestrada en un galpón del barrio porteño de Retiro.

En cuanto al dinero, fue depositado en un plazo fijo y hasta el jueves ninguna persona de la organización social se había presentado en el juzgado para reclamar. Ahora, la Justicia deberá investigar la procedencia de los fondos.

De los 23 allanamientos (la mayoría se realizó en San Martín, provincia de Buenos Aires), dos acapararon la atención de la Justicia, dado que fue en donde encontraron distribuido el dinero.

Uno fue el realizado en un domicilio de La Paternal, sobre la calle Tres Arroyos, y otro en Laferrere, en La Matanza. En el primero secuestraron algo más de 5 millones de pesos y los 50 mil dólares; en el segundo, dos millones de pesos.

La investigación fue iniciada por el Ministerio de Desarrollo Social durante la gestión de Cambiemos por una serie de denuncias anónimas por supuesta extorsión por parte de beneficiarios de planes sociales, agrupados en la CCC que lidera el diputado Juan Carlos Alderete, que resaltaron, según las fuentes, que debían aportar a la organización.

El legislador, por su parte, sostiene que se trata de una “causa armada”, y que solicitará la anulación.

“Yo lo que tengo es plata”

“Yo lo que tengo es plata, toda la plata de la CCC y la puta que lo parió. Tengo la plata de nacional y la plata de la zona, me da una bronca terrible porque es la plata que usamos para los viajes y todo eso”, decía Raquel Fleischman en una charla telefónica mientras la Justicia llevaba adelante los allanamientos.

El audio fue revelado en estas horas por el periodista Rodrigo Alegre en TN. La mujer, según fuentes al tanto de la causa, sería una dirigente que estaría a cargo de la “recaudación” de la organización.

Fleischman estaba en el momento del operativo en la vivienda de la Ciudad. “Estoy acá en mi casa, viene la cana, vienen a joderme acá a mi casa (…) De eso no tengo nada”, seguía la puntera en diálogo a una amiga.

Según la transcripción telefónica, le consulta por los papeles “de altas y bajas” de Desarrollo. “Si está solamente la guita, está solamente la guita, después vemos como se justifica, pero el tema es el celular, negra”, le contestaba la otra mujer.

Entrada anterior Por la espiralización de la crisis, el Gobierno prepara un «Plan B» ante la mirada atenta de Cristina Kirchner
Entrada siguiente Yerba: Procuradora entendió que la Corte Suprema debe resolver la Resolución 170 del INYM